Propiedad Intelectual

La práctica de la propiedad intelectual incluye los derechos de autor y los derechos de propiedad industrial.  Una adecuada planeación, registro y defensa de estos activos intangibles permitirá que generen cada día más valor para las personas y las empresas.

Del año de 2016 al año de 2018 se aprobaron y entraron en vigor reformas relevantes que sitúan a México a la vanguardia de los derechos de propiedad intelectual.  Por ello, hoy cobra mayor relevancia que las empresas revisen los registros de sus activos intangibles a la luz de las nuevas figuras jurídicas y del nuevo sistema.  De esta forma, las empresas pueden tener mayor certeza de que están sacando el mejor provecho a la protección que les brinda la ley, y con ello, aumentar su valor.

La nueva figura de oposición en signos distintivos permite a los titulares de estos derechos el conocer periódicamente sobre las nuevas solicitudes de registro que se presentan ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y evaluar si una solicitud de registro de marca, aviso comercial o de publicación de nombres comerciales, es igual o similar en grado de confusión a aquellos que tiene previamente registrados, permitiéndole presentar argumentos por escrito ante el IMPI para que sean considerados al momento de resolver sobre si se otorga o no el nuevo registro.

En el año de 2018 el sistema de marcas en México cambió radicalmente al reformarse su legislación.  Se modifica la denominación de marca para que puedan ser protegidos todo signo que pueda ser perceptible por los sentidos y susceptible de representarse de manera que permita determinar el objeto claro y preciso de protección.

Con lo anterior, en México ya pueden ser susceptibles de protección sonidos, olores o signos holográficos, en adición a denominaciones, letras, números o elementos figurativos que ya eran susceptibles de registro en el sistema anterior.

Los activos intangibles de las personas y las empresas requieren de una adecuada planeación, registro y defensa ante las autoridades correspondientes.

Nuestros abogados especialistas en esta materia les permiten a nuestros clientes llevar una defensa adecuada por la violación de terceros a sus derechos de propiedad intelectual tanto en materia de derechos de autor, como en materia de propiedad industrial, ya sea en fase administrativa o en contenciosa ante tribunales administrativos y judiciales.

Así mismo, ASDEC cuenta con una red profesional de corresponsales en el extranjeros que nos permite ofrecer a nuestros clientes el servicio de registro, administración y defensa de los derechos de propiedad intelectual en las principales jurisdicciones a nivel internacional.

En ASDEC asesoramos a nuestros clientes a diseñar una ruta estratégica para transitar por los registros administrativos ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor (INDAUTOR) y ante el IMPI, ya sea que se trate de derechos de autor o de derechos de propiedad industrial como marcas, avisos comerciales, patentes, diseños industriales y modelos de utilidad, incluyendo la fase jurisdiccional ante tribunales administrativos y judiciales, y con ello, que nuestros clientes saquen el máximo provecho de sus activos intangibles.